Carnaval de día 

Nuestro primer carnaval de día con Inés se resume así rapidito en un par (o más) de puntos. 

1. Es un gran invento, muy divertido. Y yo que pensaba que sólo podía pasarlo bien de noche en carnavales. 

2. Imprescindible disfrazarse, tooodo el mundo, no me vale que los papás vayan de calle y los niños disfrazados. Con una peluca o la cara pintada es más que suficiente, no me sean sosos. 


3. Es posible ir con cochecito de bebé, nosotros fuimos con mochila, pero reconozco que los 10 kg de Inés terminan cansando; eso sí, nos metimos por todas partes. Con el carro será más limitado, pero lo veo factible. 

4. Se recomienda ir desde por la mañana, a eso de las 12 es buena hora, creo, aunque nosotros bajamos a las 3 y aquello estaba en pleno auge. 


5. Y esto es una recomendación en general para los carnavales: si estás dentro del mogollón y quieres avanzar, hazlo al ritmo de la música, baila mientras caminas y es más fácil y además divertido. 

Nos vemos en la calle. 

Firmado: Mamá carnavalera.